Un Fin de Semana con Pere Pau

¡Hola a todos!

El pasado fin de semana tuvimos el gran honor de pasarlo con Pere Pau Llistosella, autor de 21 Mutinies Arrr! Edition pero también de otros muchos juegos como Sidibaba; 1911 Amundsen vs Scott; 1,2,3 Ahora me ves… y Gardens.

El viernes pasado visitó la tienda de juegos de mesa, Homoludicus Valencia, donde presentó Gardens, su último juego, aunque también tuvo la ocasión de enseñar 21 Mutinies. De hecho, algunos de los asistentes jugaron una partida. Había mucha gente en la tienda y era difícil hacerse un hueco, por lo que muchas veces se acaba fuera hablando con la gente que como tú, no cabe. Así, acabamos con varias conversaciones cruzadas entre Pere Pau, Marc Fresquet (blog “Las Tierras de Narghai”), un servidor, César Gómez (blog “2 Maracas D 10”), Diego Ibáñez (autor de Banjooli Xeet), Raúl Martínez (podcast “La Base Secreta”) y unos cuantos más…

Asylum_Perepau_21Mutinies

Pere Pau Llistosella explicando 21 Mutinies.

Jugando a 21 Mutinies en Homoludicus Valencia.

Jugando a 21 Mutinies en Homoludicus Valencia.

Al día siguiente, Pere Pau presentó sus juegos en la tienda Homoludicus Castellón. Por la mañana, jugó un curioso torneo de 1911 Amundsen vs Scott (juego distribuido internacionalmente por Asylum Games) contra cuatro aguerridos exploradores, finalizando 3 a 1 a favor de los exploradores. Seguro que os preguntáis por el resultado pero si tenéis ocasión de hablar con Pere Pau y le preguntáis por sus juegos, siempre os dirá lo mismo: “soy malísimo jugando a mis juegos”. Siempre hemos pensado que es una exageración, pero, al parecer y a la luz de los hechos, esa una afirmación muy cierta.

Por la tarde, la tienda se llenó. Mucha gente asistió al evento con la intención de jugar a juegos de Pere Pau.

Un primer grupo de jugadores jugó a Gardens. Yo, que no lo había podido jugar, presencié prácticamente toda la partida. Decir, en primer lugar, que es un juego bastante sencillo, al segundo turno, ya habías captado toda la mecánica. En segundo lugar, decir que Pere Pau, aparte de ser un autor bastante prolífico, crea juegos muy distintos. 1911 Amundsen vs Scott no tiene nada que ver con 21 Mutinies Arrr! Edition y este no tiene nada que ver con Gardens. Todo ello sin contar con un prototipo que presentó allí mismo… Un juego muy curioso del que no podemos desvelar mucho más.

Ese mismo grupo disfrutó de una partida a 21 Mutinies Arrr! Edition. Como suele ocurrir con jugadores primerizos, les da mucho miedo amotinarse. Quizá tengan miedo a una venganza posterior de sus compañeros de fragata o quizá estén demasiado pendientes de lo que puedan ganar si deciden seguir a su capitán. Pero de nuevo, como suele ocurrir, tras unos pocos turnos, entramos en la fase: ¡sin compasión! Los jugadores iban y venían de la sección de Motines del tablero y prácticamente cada turno, teníamos un valiente marinero que se convertía en capitán.
En la última fase de la partida y utilizando un símil futbolístico, llega el momento de sacar las calculadoras. ¿Qué interesa más?, ¿amotinarse y acelerar el final de la partida? ¿o navegar hacia las rutas menos conocidas a robar todas las joyas que se puedan?
Así, llegamos a la conclusión. Un final muy ajustado. Ya que el ganador quedó a tan solo 3 puntos del segundo y tercer clasificado. Por desgracia, el quinto jugador quedó a más de diez puntos de diferencia, todo por no querer gastarse el ron que tenía en su camarote… ¡Ya lo hemos dicho muchas veces! ¡Si te pasas con el ron, te lo pierdes!

Pere Pau explicando 21 Mutinies en Homoludicus Castellón con Manu Palu de Brain Picnic (centro).

Pere Pau explicando 21 Mutinies en Homoludicus Castellón con Manu Palau de Brain Picnic (centro).

¡Jugando en Homoludicus Castellón!

¡Jugando en Homoludicus Castellón!

Y nos dieron las 8 de la tarde… Tenía previsto volver a Valencia para cenar en casa pero la compañía era tan agradable que decidí quedarme y cenar con Diego Ibáñez, Pere Pau Llistosella, Mónica y Noa (que da nombre a la tribu “Noamomi” de Banjooli).

La conversación giró entonces a la recurrente situación del panorama lúdico nacional. Siempre se empieza por lo mismo: crisis, pero, por suerte, acaba en optimismo… Porque aunque estamos constantemente sorteando los bandazos de esta crisis, seguimos haciendo lo que más nos gusta: desarrollar y publicar juegos de aquí y estamos seguros que con el tiempo, estos se irán haciendo un hueco un poco más grande.

Llegó la hora de despedirse, porque sí, Pere Pau prefier conducir de noche y cada uno por su camino en un fin de semana con este autor. Diremos, como en el Equipo A, que si alguna vez os encontráis a Pere Pau aprovechad la oportunidad de conocerle y charlar un rato con él. Por suerte o por desgracia, este mundo es aún pequeño (en general, no solo aquí), por lo que no hay muchos divos o divas, así que será muy fácil disfrutar de una charla con una persona tan sencilla y cercana como Pere Pau.

Comments are closed.