La Importancia de Llamarse Banjooli

Nos han llegado y nos llegarán muchos correos referidos a “Banjoli”, “Banjolee”, “Bajoli”, “Carrera de Avestruces” y el penúltimo, “Bangolee”. ¡Ojo! Que no pasa nada, sabemos que no es fácil decir Banjooli y nosotros seguiremos respondiendo vuestros correos sin ningún problema.

Como muchos sabréis, el prototipo ya se llamaba Banjooli. Como ha pasado con todos nuestros juegos, se discute si cambiar o no el nombre. Una razón para no cambiarlo fue que lo recordamos con bastante facilidad, bien escrito, con todas las “o” y sonaba muy bien. Lo recordamos bastante bien porque cuando conocimos el prototipo ni siquiera existía una intención real de publicarlo, más bien era por reseñarlo. Por tanto, pasaron varios años hasta que llegó la publicación.

Cierto es que, como nos gusta escuchar cualquier opinión, hubieron voces discrepantes, aunque tampoco nos gustaron sus propuestas. La que más sonó fue “¿y por qué no Carrera de Avestruces o algo así?”, ahora mismo no recuerdo bien quién lo propuso. Sin embargo, la desechamos con rapidez, ¿no os parece un nombre muy soso para un juego? Además, una cosa que parece una tontería pero a nosotros no nos parece tanto: Banjooli como puede ser Polis, es un nombre neutral, válido en cualquier idioma… ¿Cómo podríamos ofrecer “Carrera de Avestruces” en Alemania?

La cuestión es que Banjooli salió publicado, pasó el tiempo y llegaron las menciones en twitter, google, etcétera. Tengo que reconocer que muchas veces no compruebo dichas menciones hasta que pasa un tiempo.

Pero, aquí está una de las grandezas de internet y lo que se llama web 2.0, ¡oh sorpresa! Un día, el año pasado, cuando tecleo “Banjooli” en twitter compruebo que hay un montón de gente que habla de Banjooli pero no de una de carrera de avestruces (haced la prueba en twitter y google)… Un montón de señoras y señores que, parecía, poco tenían que ver con los juegos de mesa, hablaban de Banjooli, no del juego ¡sino de una colección de diseño de mesas y sillas de la firma italiana “Moroso” (vaya, otro nombrecito)!

Banjooli Spiel des Suegras

Resulta que Banjooli tiene un significado. Banjooli proviene del wólof, que es el idioma que se habla en Senegal, Malí y Gambia. Obviamente, muchos habréis intuido que Banjooli significa “avestruz”… Pues bien, resulta que un diseñador de mobiliario alemán, Sebastian Herkner, debió dar con un diccionario de wólof (nosotros empleamos uno para muchos términos del juego) y por lo que sea, pensó en que avestruz en wólof sonaba bien para su colección M’Afrique (dudamos mucho que se haya encontrado con ese nombre por casualidad o que Sebastian o que alguien del departamento de marketing se lo haya inventado).

Intrigado, decidí investigar un poco más y a la vista de las imágenes que encontré, no veo que la silla tenga algo que ver con un avestruz… Cierto que tienen cierto aire africano (a la par que minimalista) pero ¿un avestruz?

Por eso y después de pasar tiempo y ver cómo fluctúan las menciones de dos productos tan distintos es cuando uno piensa en todo eso del relativismo. ¿Era tan importante llamar a Banjooli “Carrera de Avestruces” o similar para que la gente lo reconociese más fácilmente? Sinceramente, creemos que no ¡Por un lado nos codeamos con diseñadores de prestigio y revistas de decoración “muy cool”!

También nos demuestra que o bien siempre hemos vivido en un mundo muy pequeño o bien estamos todos muy conectados. Y desde luego, nos encantaría ver un Banjooli encima de una silla Banjooli (si alguien puede enviarnos esa foto, ¡valdría millones!)… ¡Sebastian tienes que conocer a Diego aunque seguramente no tengamos nada en común!

Desde luego, hemos hecho la prueba con otros de nuestros juegos, aunque nunca se llegará al nivel de “¡Qué casualidad!” que se ha llegado con Banjooli. La policía turca siente una especial predilección por Polis: Fight for the Hegemony y hay una calle Mutiny en una localidad de Florida y obviamente hay un número 21, con lo que tenemos la dirección: 21 Mutiny.

¡Qué curioso! E insistimos: Si nos mandáis una foto de un Banjooli sobre otro Banjooli, ¡nos haréis muy felices!, y si no… ¡haremos lo posible por hacer una!

Banjooli, cortesía de Moroso.

Banjooli, cortesía de Moroso.

Comments are closed.